Esta beneficiosa planta es proveniente de las islas polinesias, donde era considerada desde hace cientos de años como una planta sagrada gracias a sus múltiples beneficios curativos que han sido aprovechados por estas civilizaciones para tratar una enorme cantidad de enfermedades.

La morinda citrifolia es una planta o mejor dicho un árbol que alcanza al menos 2 o 3 metros de altura, con un tronco grueso, que pertenece a la familia del café, aunque se considera un árbol canoero, es decir que es de la clase de árboles de cuyo tronco es posible obtener madera para elaborar las barcas flotantes usadas por los aborígenes de la polinesia, tonga y Hawái.

Condiciones necesarias para cultivar el árbol de noni

Cómo plantar la fruta de noni

Debemos tomar en cuenta que el árbol de noni crece muy bien en climas cálidos y tropicales, por lo que su resistencia a las condiciones climatológicas como las fuertes lluvias, los fuertes vientos, las inundaciones, el calor extremo  y la alta salinidad costera lo convierten en un árbol capaz de adaptarse muy bien a los países de la región centro y sur americana así como a las islas del caribe.

Debemos tomar en cuenta también que su semilla es del tipo hidrofóbico, por lo cual sabemos que tienen la capacidad de flotar en el agua, entonces crecen más fácilmente en las zonas costeras.

Otro de los factores importantes para que se desarrolle positivamente una planta de noni es la temperatura, ya que no se logra hacer germinar su semilla con temperaturas por debajo de los 28° centígrados.

Además el noni logra su germinación en suelos sueltos que permitan al aire moverse entre sus partículas, y al mismo tiempo mantengan la humedad constante en las raíces de la planta, y mejor aún si tienen profundidad, sin embargo esta planta logra prender en suelos de alta alcalinidad, y hasta suelos con características magmáticas.

Como plantar el árbol de noni

La manera más directa de plantar un árbol de noni es colocando la semilla a humedecer en agua hasta que logre germinar, manteniéndolas en una temperatura que vaya entre 25° y 40°.

Una vez germinada la semilla se debe trasplantar a una maceta o a suelo abonado, asegurándose de mantener la humedad en el suelo donde se ha introducido la semilla y colocándola en un lugar donde pueda obtener luz solar a tiempo parcial y donde las corrientes de aire no sean demasiado fuertes.

Si se van a plantar varios árboles debe guardarse un espacio de al menos 15 pies entre ellos, si se siembran en un lugar donde las lluvias no ocurran regularmente debemos recordar hacer el riego de las plantas con la intención de mantener un equilibrio en la humedad del suelo durante al menos los dos primeros meses.

Se recomienda hacer uso de un fertilizante balanceado del tipo NPK de 14-14-14 o de 16-16-16 y de alimentar los arboles jóvenes con una vitamina alimenticia para plantas de liberación controlada con fertilizante granular.

Si prefieres hacer el cultivo de la planta de noni por medio de esquejes debemos tener en cuenta que la planta enraizará enseguida en aproximadamente dos meses, logrando aflorar en el primer año y medio de vida, siempre y cuando se mantengan las condiciones de desarrollo mencionadas con anterioridad.

Entre los componentes del abono o fertilizantes se deben seleccionar unos que contengan minerales y vitaminas, suplementos de potasio, calcio, fosforo, magnesio y nitrógeno.

Beneficios del noni para la salud

El  noni principalmente es un fruto que posee una enorme carga de antioxidantes, que tienen la potestad de combatir y erradicar los radicales libres y las sustancias oxidativas que deterioran y descomponen las cargas celulares del cuerpo, llegando a producir enfermedades degenerativas.

Aunada a esta capacidad la fruta del noni también presenta una enorme cantidad de vitaminas como la vitamina B, la vitamina B3, Vitamina B5, Vitamina B6, Vitamina B12, Vitamina C, y Vitamina E.

También entre todas las sustancias y componentes positivos para el ser humano que componen al noni, encontramos su  carga de minerales como lo son: el hierro, potasio, fosforo, zinc y magnesio.

Gracias a todas estas cargas de nutrientes, vitaminas, antioxidantes y minerales que posee el noni entre sus componentes, es que desde la antieguedad se ha utilizado esta planta y en especial su fruto para la prevención, el tratamiento y la cura de una amplia variedad de enfermedades.

Que enfermedades puede tratar el noni

El noni se ha utilizado históricamente para el tratamiento contra el cáncer, entre otras dolencias. Ya que el noni tanto en sus hojas como en su fruto contiene un componente llamado ácido ursólico el cual es un compuesto con propiedades antiinflamatorias, que además de ejercer efectos antioxidantes y se conoce por su capacidad positiva contra el cáncer de piel.

Además el noni se ha usado desde la antigüedad por distintas civilizaciones por sus efectos naturales como bactericida, antiparasitario y antiviral. Confirmándose con estudios actuales su efectividad para el tratamiento contra la tuberculosis.

Y gracias a sus compuestos de antraquinonas es efectivo en la eliminación de  bacterias que resultan altamente infecciosas como salmonella, shigella, proteus morgaii, staphylococcus aureus, entre otras.

Free Divi WordPress Theme, Find new Free Android Games at dlandroid24.com